sábado, 9 de febrero de 2008

Al verlos crecer me asombro ante el milagro de la construcción de una propia personalidad y veo todavía, en sus miradas, la observación a veces atónita y totalmente despojada de maldad de lo que los rodea, una mirada carente de algún otro mal sentimiento que sólo veo en la mirada los adultos.
Para vos Martín, tan activo y sensible, que le das una importancia grande como el mar a la amistad, tan amigo de la pelota que a veces te duelen las piernas de tanto perseguirla, curioso como un gato, y tan independiente que a veces me sorprende (y me enorgullece).
Este sweater es el "hermanito" del de Fede, sólo que está tejido en otro color, pero con el mismo hilado.

11 comentarios:

Gaby dijo...

Te quedó perfecto, ALe! ;)

Claudia Maquieira dijo...

Así como disfrutás de ver crecer a tus muchachitos, disfruté yo de ver crecer esas 2 prendas, un placer ver el proceso de creación de tus tejidos, besos

Titina dijo...

Ale, que maravilla!!! estan hermosos tus niños y tus trabajos excelentes.

Lolita Blahnik dijo...

lindisimos, el sweater y el nene :)

Carl@ dijo...

Todo en tu blog siempre es una belleza!!!

Fernanda dijo...

Alejandra que bien te quedaron las prendas, sos una genia de las agujas circulares, veo que les quedaron perfectas a los chicos.
Si quer{es pasá por mi blog.
Un beso,Fernanda.

Digraco dijo...

Quedó bárbaro! Mi vieja solía hacer dos versiones también de los sacos, me trajo recuerdos tu post. Te puedo llamar todavía? volví y estoy con ganas de saber de talones!

Paula dijo...

Me gusta más en este color, definitivamente. Felicidades, Ale.

. escuela de tejido . dijo...

Visitá nuestro blog y conocé los cursos de PUNTO DE VISTA, escuela de tejido coordinada por Claudia Maquieira.

topita_voladora dijo...

Viste como crecen? demasiado rápido!
Me encanta como te quedó, y el color es precioso.

beso!

Martín dijo...

Ale
Que hombrecitos! Muy profundas tus palabras y llenas de verdad.

Ah! El sweter precioso! Me encanta el modelo y el material se luce un monton.

Te mando un beso
Sabry